lunes, 17 de junio de 2019

COOKIES DE AVENA SIN AZÚCAR




Como ya os contaba en post anteriores me he propuesto poco a poco (para no crear traumas innecesarios, je,je) mejorar la manera de comer, más bien corregir ciertas cosas que no hacíamos correctamente como es comprar productos procesados, o al menos no abusar mucho de ellos y sobre todo dejar de comprar radicalmente los ultraprocesados, como las galletas, o bizcochos.
Nuestra dieta en casa es en sí bastante sana, y no me quiero radicalizar en la alimentación pero creo que si el consumo de esos productos menos saludables es ocasional mejor que mejor.
Por eso en casa a diario hago el pan, (estamos viciados al pan casero), e intento también hacer nuestros dulces y galletas.
Desde que vi la foto  de las deliciosas galletas  que publicaron en su Instagram CON AROMA DE VAINILLA, se me metió el antojo de hacer unas galletas de avena, y partiendo de esa receta salen estas cookies tan ricas.

INGREDIENTES:

120 GR. de copos de Avena.
100 GR. de harina de avena.
1 sobre de lavadura Royal.
75 GR. de aceite de coco Virgen extra.
75 GR. de sirope de agave (esta medida es orientativa si te gusta mas dulce se puede añadir más).
2  huevos grandes.
Tozos de chocolate 85% ( yo piqué unas onzas con el turbo de la Thermomix)

1- Mezclamos los huevos, la harina, la levadura, el aceite de coco y el sirope de agave hasta que estén bien mezclados, se queda bastante líquida esta mezcla, yo lo mezclé todo a velocidad 5 con la tehrmomix.

2- Añadimos los copos de avena y el chocolate e integramos bien, yo los hice a velocidad 3 en la Thermomix.

3- Precalentamos el horno a 180º y mientras haremos unas bolitas sobre un papel de hornear, las aplastaremos un poco, hay que colocarlas separadas entre si porque crecen un poco en el horno, yo me puse guantes desechables para hacer las bolas porque se me pegaba mucho la masa a las manos, las hornearemos unos 12 minutos, al sacarlas las dejamos enfriar primero en la bandeja hasta que se endurezcan un poco y luego pasaremos a una rejilla.

4- Zamparse y disfrutar sin remordimiento todas las que pilles porque suelen durar muy poco.

El resultado es una cookie un poco abizcochada y muy rica, animaros a hacerlas y me contáis que os han parecido.

Bsss y hasta el próximo post!



3 comentarios: